94 675 15 78

Lugares de interés para visitar en Tailandia

El país se divide en cuatro regiones principales.

La región central se caracteriza por ser la más fértil (en esta zona se encuentra la mayor parte de los campos de arroz y gran cantidad de cultivos de frutas), gracias a la cuenca del río Chao Phraya y a las lluvias que recibe durante todo el año. La cultura y el estilo de vida tradicional, y las interminables extensiones de campos de arroz de las áreas rurales de la planicie central contrastan con la gran Bangkok y las playas de arena de la costa este.

Bangkok, la capital de Tailandia, es un núcleo urbano pujante y cosmopolita. Bañada por las aguas de la desembocadura del río Chao Phraya se encuentra en la misma latitud que Madrás, Manila o Guatemala.

La zona norte de Tailandia es la región más montañosa del país, con altitudes cercanas a los 2.500 metros. Estas montañas son parte de la cordillera que nace en el Tíbet y que se extiende por todo Myanmar. Aquí se concentran la mayoría de las tribus indígenas, conocidas como las tribus de las montañas, además de ser el lugar donde tuvieron sus inicios los primeros principados tailandeses. En la zona abundan los bosques y los fértiles valles, destacando el famoso Triángulo de Oro (en las fronteras con Myanmar y Laos). La región es famosa por sus multicolores orquídeas, y el trabajo de sus artesanos.

La zona del noreste es la región más virgen, menos desarrollada y más tranquila del país. Se caracteriza por sus dos grandes valles: el de Sakon Nakhon en el noreste y el Valle de Khorat, más al sur. Entre sus tesoros mejor guardados se encuentran los numerosos sitios arqueológicos y sus misterios ancestrales, así como un gran número de templos khmer.

La región del sur, bañada por los mares de Andamán y del Golfo de Tailandia, tiene más de 2.500 kilómetros de costa. La parte de la península de Malasia presenta altitudes variables y poco terreno llano. Por la zona este, en el Golfo de Tailandia, las costas son arenosas, mientras que en el oeste son característicos los macizos montañosos y los acantilados más abruptos. En la región del sur se localizan las innumerables islas que constituyen una de las principales riquezas de Tailandia. Estas playas vírgenes y sus idílicas islas complementan económicamente a una región que ha vivido de las minas de estaño, el cultivo del caucho y la pesca.

Uno de los accidentes geográficos más importantes de Tailandia y de Indochina es el río Mekong que corre a lo largo de las fronteras norte y este del país. Este río, que nace en el Tíbet, en su recorrido atraviesa China, Myanmar, Laos, Tailandia y Camboya y es de enorme importancia en la región; a pesar de las dificultades para la navegación que suponen las grandes variaciones en su cauce según la época del año.

 

Norte de Tailandia

Chiang Mai

Es el centro cultural del norte de Tailandia. Fundada en 1296, doce años después que Sukhothai, la primera capital del reino, la ciudad permanece intacta a lo largo del tiempo, manteniendo su importante función espiritual sobre toda la región. Chiang Mai fue el lugar de nacimiento de las fascinantes tradiciones de la cultura del norte y de la religión budista en Tailandia.

Los tailandeses aseguran que nada puede compararse a la belleza y la gentileza propia de la gente de Chiang Mai. Aquí el sentido de la hospitalidad está profundamente arraigado, y todos los años los tailandeses acuden desde todas las partes del reino para asistir a los festivales que se celebran en la ciudad, para divertirse y para disfrutar de la amistad y de la acogida que caracterizan a los habitantes del lugar.

El nudo de la ciudad vieja rodeado de una zanja y una muralla fortificadas es un animado laberinto de mercados, callejones y bellísimos templos antiguos, pero la ciudad moderna está por descubrir, con las comodidades y servicios tan modernos como Bangkok pero en una dimensión más humana y reducida. Cualquiera que se encuentre aquí no puede obviar la visita a Doi Suthep, una colina en los límites de la ciudad.

El campo que rodea Chiang Mai ofrece una amplia variedad de atracciones: magníficos jardines, aldeas tribales de la montaña, escuelas para los elefantes en la selva y bellezas naturales como cascadas, grutas y altas colinas. Los pueblos que se encuentran en las cercanías son famosos en todo el mundo por la vajilla de celadón, la madera tallada, sombrillas pintadas, platería, lacas, seda, algodón y una multitud de otros magníficos objetos.

 

Chiang Rai

  La ciudad situada más al norte del Reino es la entrada a una región de colinas místicas, tribus fascinantes, exuberantes huertos frutales y la misteriosa seducción del Triángulo de Oro. Chiang Rai ocupa un papel de relevancia en la historia tailandesa. Chiangsaen, la primera capital al norte del reino fue construida en 1292. Sin embargo, Chiang Rai se convierte muy pronto en la mayor ciudad, y Chiang Saen es todavía un importante distrito a 60 kilómetros al norte sobre el río Mae Khong.

Entre los testimonios de la era de Chiang Saen, los de mayor valor se refieren a las imágenes talladas de Buda de aquella época. La imagen del Buda de Chiang Saen es considerada la escultura más perfecta de las imágenes de Buda y de valor inestimable entre los objetos sagrados del budismo tailandés.

El templo más sagrado de Chiang Rai es el Wat Phra That Doi Tung, a 200 metros de altura sobre la cima de Doi Tung, la montaña más alta de la provincia. El templo guarda una reliquia sagrada del Buda y es un lugar de peregrinaciones anuales por parte de los budistas devotos.

 

Lampang  

Llamada en el siglo VII Kelang Nakorn, es la segunda ciudad más grande del norte. Lampang está todavía desarrollándose como centro comercial y culturalmente estaba ligada a Chiang Mai. El mayor y único medio de transporte es todavía el carro tirado por un caballo que se remonta al siglo XIX cuando los comerciantes ingleses llegaron de Birmania y transformaron Lampang en un centro para la producción de madera de teca.

Por consiguiente, existen todavía muchas casas de madera de teca y templos de estilo Birmano en el interior de la ciudad. Aparte de la madera de teca, Lampang es famosa por sus cerámicas, el algodón, el centro de adiestramiento de elefantes jóvenes, y ahora también por el centro de mantenimiento de elefantes tailandeses.

 

Mae Hong Son  

Es considerada como la provincia más remota del norte del Reino. La ciudad, nacida sobre un campamento de elefantes creado en 1831, se halla sobre la frontera Thai- Myanmar a 900 kilómetros de Bangkok. Sólo en 1965 Mae Hong Son sale de su propio aislamiento gracias a la construcción de la carretera que la conecta con Chiang Mai. Por su proximidad a la frontera, la provincia ha sufrido grandes influencias de los Karen y los Shan.

Aquí las tradiciones tailandesas se funden con la cultura birmana y son celosamente cuidadas. Este crisol de pueblos y culturas se aprecia muy bien en muchos ejemplos de la arquitectura de la ciudad como el Wat Hua Wiang y el Wat Chong Kham. En Mae Hong Son podréis pasar un agradable día gracias a su clima fresco y practicando trekking mientras se explora la exuberante naturaleza colindante.

 

Sukhothai  

Se halla a 440 kilómetros al norte de Bangkok y es considerada como la capital del primer reino independiente tailandés. Fundada en 1238, la ciudad era cuna de la civilización tailandesa y representa uno de los sitios históricos más importantes del Sudeste asiático.

Durante el siglo XIII aquí floreció una exuberante y creativa cultura basada en el budismo, en la clase guerrera dominante y en una próspera economía local. Este fue el periodo de máximo esplendor de Sukhothai, bajo el reino del rey Ramkamhaeng que inventó el alfabeto Thai, introdujo el comercio libre, hizo las leyes civiles y promovió la difusión del budismo. Bajo su reinado, Sukhothai continuó prosperando hasta la mitad del siglo XIV cuando perdió el poder la dinastía Ayutthaya que marcó el declive de la antigua y esplendorosa capital.

Declarada por la UNESCO patrimonio mundial, la antigua Sukhothai es rica en ruinas de muchos templos de influencia Khmer, hindú, birmana y Mon. En su corazón se encuentra Wat Mahathat, el monasterio más grande que, aun si techo, es prueba del majestuoso esplendor de la arquitectura del periodo.

La antigua Sukhothai fue también un centro floreciente de cerámicas y hoy es posible adquirir modernos ejemplos de estilo Sangkhalok y otros productos locales como vestidos de lana hat sieo u objetos de oro y plata elaborados a mano.

 

 

Centro de Tailandia

Ayutthaya

 Una de las ciudades más espléndidas de Asia. Ahora todo lo que queda de esta gloriosa capital son las magníficas ruinas de los templos y los palacios que se remontan a 1350, año en que la ciudad fue fundada. Los restos del palacio real prueban que el Gran Palacio de Bangkok está inspirado en la arquitectura característica de la ciudad antigua. Además de las ruinas, merecen ser visitados los museos que documentan las memorias de 33 reinos sucesivos.

Los tesoros de Ayutthaya están expuestos en el Museo Nacional Chao Sam Phraya. Entre las piezas expuestas, todas de gran valor y belleza, merecen una mención especial las joyas de la corte y los adornos de oro de exquisita hechura que muestran la habilidad y el refinamiento de los maestros artesanos.

En el Centro Histórico de Ayutthaya es posible viajar a través del tiempo, pasando de la época de mayor esplendor de la capital hasta su decadencia.

La artesanía local ofrece cuchillos de acero hechos a mano, bolsos de mimbre, papel de hoja de palma, madera tallada...

Un atractivo muy popular y fascinante es dar un paseo en barco a lo largo del camino de agua que rodea la ciudad o incluso viajar a Bangkok remontando el río, en una travesía de aproximadamente 3 ó 4 horas. El Parque Histórico de Ayutthaya está declarado como Patrimonio Mundial por la UNESCO.

 

Bangkok  

Es una de las ciudades más impresionantes del mundo y es conocida como "La Ciudad de los Ángeles".

Durante el saqueo de Ayutthaya por parte de los birmanos, los generales Taksin y Chakri organizaron el desmantelamiento de la ciudad, incluidos los templos, las casas y las murallas para hacerlos transportar hasta Bangkok donde se reconstruyó la ciudad con las dimensiones de la antigua capital.

Hoy Bangkok es una metrópoli fascinante de seis millones de habitantes con dos caras muy diferentes: la de la ciudad vieja con los palacios y templos del siglo XVIII y la ciudad moderna con sus centros comerciales y las zonas de desarrollo acariciadas por el río.

Los amantes de la cocina no se podrán resistir a las tentaciones del arte gastronómico tailandés y quien prefiera sumergirse en la cultura no dejará escapar un paseo a lo largo del río Chao Phraya, el encantador "Río de los Reyes". Entre las innumerables atracciones merecen mención especial el Palacio Real y el Templo del Buda Esmeralda (Wat Phra Kaeo). Esta parte de la ciudad, con los templos dorados, las torres en espiral y las decoraciones brillantes, se erige protegida por una fortaleza blanca.

El Wat Phra Kaeo es la capilla personal de Su Majestad el Rey y es también el lugar venerado del Protector Sagrado de Tailandia, el Buda Esmeralda.

Otros lugares de interés son el Templo de Buda de Oro que custodia un Buda íntegramente de oro del período Sukhothai (1238-1378), el Museo Nacional y el Mercado Flotante, un pintoresco aspecto de la vida fluvial tailandesa.

 

Hua Hin & Cha-am  

Hua Hin ha sido la primera estación balnearia de Tailandia y en el transcurso del tiempo su popularidad ha crecido convirtiéndose en uno de los sitios preferidos de los tailandeses, que pasan aquí sus fines de semana.

Hua Hin fue descubierta en 1910 durante una caza de ciervo por parte de Su Majestad el Príncipe Chakrabhongs, acompañado del Gran Duque de Rusia como huésped real. El príncipe se enamoró del lugar y decidió hacerse construir su propia residencia veraniega.

El Palacio Real de verano fue terminado en 1925 con el nombre de Marukthaiwan o "Parque de los Ciervos".

Las playas de arena fina y blanquísima se extienden por kilómetros y es muy fácil encontrar un rincón tranquilo y aislado para relajarse.

A lo largo de las playas se pueden ver las características casas de piedra de las viejas familias y los restaurantes donde degustar el pescado fresco local.

El campo de golf de la ciudad construido en 1922 por el rey Rama VI y el Hotel Railway de estilo colonial de 1923, ahora conocido como Hotel Sofitel Central, son lugares de gran encanto y popularidad en Tailandia.

A 25 kilómetros de Hua Hin se encuentra otra estación balnearia muy famosa, Cha Am. La playa es la más bella de la provincia de Phetchaburi y en los últimos años los visitantes de todo el mundo no han dejado de visitarla.

Sus casas lujosas y los complejos hoteleros denotan que los fines de semana Cha Am está llena.

 

Pattaya  

Es la playa más conocida de Tailandia y cada año atrae a millares de turistas de todo el mundo en busca de diversión. Los alojamientos bonitos y económicamente ventajosos, las enormes playas y tanto la comida como las actividades deportivas son realmente excelentes.

La ciudad de Pattaya se erige sobre la costa de pequeñas bahías con una concentración de edificios comerciales que se extienden hasta el interior detrás de los hoteles y frente a las playas. Las bahías en el norte y en el centro son aquellas donde se concentran los hoteles de lujo. Las áreas colindantes son tranquilas.

La zona sur de Pattaya es, en cambio, famosa por los barrios vivos e ideales para todo tipo de diversión.

 

 

Sur de Tailandia

Chumphon  

La ciudad del puerto de Chumphon, situada sobre el Golfo a 463 kilómetros de Bangkok, es considerada por muchos como la puerta de entrada por el sur. Esta es una zona muy fértil que produce la mejor fruta y está llena de plantaciones, campos de arroz y áreas forestales.

A lo largo de la costa de Chumphon se encuentran esparcidas 47 pequeñas islas a lo largo de 222 kilómetros. Sus aguas cristalinas, la belleza de los corales y las especies marinas hacen de ella el destino favorito de los submarinistas. Son frecuentes los servicios de ferry a la famosa isla de Ko Tao.

 

Krabi  

La provincia de Krabi es seguramente la más bonita del Reino de Tailandia y puede presumir de tener las mejores playas, todas ellas de ensueño, y un maravilloso paisaje de piedra calcárea.

La ciudad de Krabi en sí misma es una pequeña comunidad de pescadores pero podréis coger el ferry hacia las islas de Ko Lanta, Ko Phi Phi y a las playas alrededor de Ao Nang.

Las actividades son muy variadas: trekking, escalada, submarinismo o piragüismo son ideales para los aventureros.

 

Phang-Nga  

La bahía de Phang-Nga cubre una superficie de 400 kilómetros cuadrados y es uno de los destinos más sugerentes del mundo. ¿La razón por la que describirla así? Las escolleras de piedra calcárea, las islas exuberantes y las pequeñas islas en medio del mar que surgen desde las limpias y tranquilas aguas como símbolos monolíticos que el tiempo ha olvidado.

Inmortalizados en la película de James Bond "El hombre de la pistola de oro", muchos de estos pequeños islotes y de las islas ocultas, las bahías y las formaciones rocosas son sólo alcanzables en lancha. El interior y las zonas limítrofes, las islas y la costa se caracterizan por ecosistemas de manglares que expresan toda la frágil y salvaje belleza de la Bahía de Phang Nga. Otras atracciones: el pueblo de pescadores de Panvi construido sobre palafitos en el agua y el Parque Nacional Than Bokkharani con sus increíbles cascadas y escenarios de piedra calcárea.

 

Phuket

La isla más grande de Tailandia se ha convertido en uno de los destinos preferidos para las vacaciones. Esta perla del mar, sueño de los antiguos navegantes, fue descubierta por los árabes y por los indios entre el año 880 y el 916 d.C. A los amantes del mar, les puede parecer sólo una isla formada por una infinita cadena de magníficas bahías con playas y palmeras desde donde la vista se extiende hasta las pequeñas islas desparramadas en el mar, pero Phuket es también historia y hospitalidad. Su punto fuerte es el de ser ideal para todo tipo de gustos, edades y presupuestos.

Toda la isla está orientada a la felicidad y a la satisfacción de sus visitantes. Desde económicos bungalows metidos en idílicos jardines de palmeras, a los lujosos hoteles en complejos residenciales.

Phuket ofrece además la posibilidad de competir en una multitud de actividades interesantes: trekking con elefantes, bungee jumping y todos los deportes acuáticos imaginables y ahora también el Parque Acuático Phantasea por nombrar sólo algunos. La cultura isleña ha permanecido intacta y para hacerse una idea basta ir al centro para descubrir las casas de estilo Sino-Portugués y las casas-museo. Fueron los propios inmigrantes residentes los que hicieron famosa Phuket por la minería de estaño y las plantaciones de goma durante el siglo XIX.

 

Samui

 La isla de Samui está situada en el mar esmeralda del Golfo de Tailandia. Completamente fuera del mundo se considera como el destino ideal para todos aquellos que buscan la paz en un escenario encantador. Hasta 1970 Samui no era más que una enorme plantación de cocoteros, ahora el turismo es el mayor recurso de la isla.

El encanto de Samui es un conjunto de diferentes sensaciones: cuando el sol se pone sobre el esplendor de las blanquísimas y solitarias playas, cuando los ojos exploran los colores delicados de los cercados de jazmín en contraste con el verde profundo de los bosques de nueces de coco, cuando te sumerges en las cristalinas aguas y descubres maravillosas rocas de coral.

Las playas de Samui son fantásticas. Las más pintorescas y vivas son Lamai y Chaweng, en la costa este de la isla. Cada una de estas dos playas son autosuficientes con restaurantes, oficinas de cambio, bancos, bares, deporte y mucho más.

Quien, sin embargo, busca tranquilidad podrá encontrarla a lo largo de las playas en el sur y oeste, verdaderas joyas de belleza natural. En el centro de la isla se pueden visitar las cascadas de Namnuang y el Parque de las Mariposas de Samui.

Otros destinos cercanos a Ko Samui, son las islas Ko Pha-ngan, Ko Tao, Ko Nang Yuan y el Parque Nacional Marino de Ang Thong, de aproximadamente cuarenta pequeñas islas con acantilados de caliza, playas de arena blanca y vegetación.

 

Trang y Songkhla  

Dejando atrás el bullicio de los grandes focos turísticos como Phuket y Krabi, en dirección sur, se llega al paraíso virgen de Trang. Maravillosas islas y playas de ensueño, junto con una excelente gastronomía conforman el sur profundo. Una zona donde todavía la palabra tranquilidad tiene sentido.

Pero la zona no sólo mira al mar, sino que en su interior se puede disfrutar de senderismo por la jungla, rafting y descensos en canoa con visitas a un sinfín de cuevas y cascadas, avistamiento de aves en el Parque de Thale Noi, excursiones por los manglares...

Un viaje de 950 kilómetros separa Bangkok de Songkhla. Las ciudades gemelas de Songkhla y Hat Yai, a 30 kilómetros una de la otra, son otras joyas de Tailandia del sur y gozan de una gran belleza.

Songkhla es el viejo centro cultural y una tranquila ciudad de mar mientras que Hat Yai es un centro de negocios y diversión. Songkhla fue una famosa base de piratas hasta la llegada de los comerciantes árabes, indios, khmer y chinos.

El dialecto y la cocina reflejan este pasado multicultural. Playas, óptimos restaurantes para comer pescado, cascadas y tranquilas excursiones en el lago están al alcance de la mano. Merece una visita el Museo Nacional Songkhla, construido en 1878 de estilo arquitectónico Thai- chino.

 

Parque Nacional de Khao Sok  

Situado en la provincia de Surat Thai, en Tailandia, el Parque Nacional de Khao Sok comprende una de las reservas de bosque vírgenes más impresionantes del mundo, tanto como para superar en diversidad de flora y fauna a la mismísima selva amazónica. Explorar la zona del parque nacional de Khao Sok supone una experiencia alucinante. El área, es famosa por muchas de sus maravillosas especies naturales, entre ellas, la famosa flor Rafflesia Kerrij con un diámetro entre 50 y 90 cm, parte de la exótica flora que habita el parque: La ciudad más cercana para emprender una excursión por Khao Sok, es Surat Thani. La selva tropical de Khao Sok está considerada la más antigua del mundo de hojas perennes, inmersas entre enormes formaciones de piedra caliza que se elevan entre la densidad verde, entre valles profundos, lagos y cuevas. Es imprescindible al internarse en la zona hacerlo con guías especializados.

El Parque Nacional Khao Sok, está especialmente recomendado para visitar de vacaciones en una experiencia única, montado en enormes elefantes tailandeses que están al servicio de un original paseo a lomo de elefante. Pero las modalidades se multiplican: desde senderismo a pie, en canoa por los numerosos ríos que atraviesan la selva, o hasta un safari en vehículos especialmente adaptados a las condiciones del bosque tropical. Khao Sok es sin dudas uno de los destinos más populares al sur de Tailandia, en la zona continental entre Phuket, Krabi, Khao Lak y Koh Samui. Sin dudas, entrará luego de visitarlo, en el listado de los lugares que nos marcan para toda la vida.

 

 

Noreste de Tailandia

Nong Khai  

La provincia de Nong Khai situada a lo largo del Río Mekong, se caracteriza por ser el acceso principal a Laos a través del Puente de la Amistad, con más de 1.100m. de longitud, convirtiéndose en los últimos años en uno de los destinos más turísticos del noreste de Tailandia.

Los mayores atractivos turísticos son el Wat Pho Chai, con un gran Buda sentado cubierto de oro, bronce y piedras preciosas, el Phra That Nong Khai, chedi laosiano, sumergido en el río Mekong, el cual sólo se puede ver en la estación seca, cuando el cauce del río baja; y la reserva natural de Phu Wua, con numerosas cascadas.

Correo electrónico


compra.jpg

Resuelva todas sus dudas sobre el viaje antes de reservar. ¡Habla con un especialista!

Horario de 10:00 a 14:00  y de 16:00 a 20:00 horas.

94 675 15 78

visita.jpg

Somos tu agencia de viajes Mayorista - Minorista con título de licencia CIE 2311. ¡Ven a conocernos!

Horario de 9:00 a 18:00 horas. 

¡ Visitanos !

Bilbao: C/ Gran Vía 19-21, 2ª Planta.

llama.jpg

Habla o chatea con nosotros vía Skype.