94 675 15 78

Información sobre Groenlandia.

Groenlandia, con una superficie de aproximadamente 2,2 millones de km cuadrados, es la isla más grande del mundo. El hielo del interior, es en extensión la segunda capa helada del mundo, ocupa una superficie de 1,8 millones de km, con un espesor máximo de hasta 3,5 km. El cabo Morris Jesup, en el extremo norte, es el territorio más septentrional del planeta, situado a una distancia de 730 km del Polo Norte. El cabo Farvel, situado en el extremo sur, está a la altura de Oslo y Helsinki. Groenlandia es parte integrante del reino de Dinamarca, aunque goza de una amplia autonomía.

Desde el punto de vista legislativo, depende oficialmente del Parlamento danés (Folketingen), donde está representada por dos diputados, aunque en la práctica, la Asamblea Territorial (Landstinget) de Groenlandia tiene atribuidos los poderes legislativos en prácticamente todos los ámbitos. A esta regla escapa, sin embargo, la política exterior, el subsuelo, la policía y la justicia, así como el Mando Militar de Groenlandia, ubicado en Gronnedal. El representante supremo de los poderes públicos daneses en Groenlandia es el Comisario del Reino (Rigsombudsmanden).

La mayor parte de la población de Groenlandia es indígena. Los demás habitantes proceden en su mayoría de Dinamarca, pero el porcentaje de daneses residentes en Groenlandia ha disminuido desde los años 80.En 1.960, cerca del 42% de la población vivía en las aldeas, pero a partir de entonces, la población se concentra en las ciudades, de manera que en 1.999, tan sólo el 19% vivía fuera de las ciudades. Más de las dos terceras partes de la población se ha establecido en la costa del oeste, en la región de Disko y zonas circundantes. La capital Nuuk, representa con sus 13.000 hab., la mayor aglomeración urbana. La pesca juega un papel dominante en la economía groenlandesa, y más de 5.000 personas están empleadas en este sector. Sin embargo, los servicios y la administración emplean aproximadamente a 8.000 personas.

CLIMA Y TOPOGRAFIA

Debido a su gran extensión, Groenlandia ofrece fuertes variaciones climáticas, aunque las condiciones de la vida en la Isla, en su conjunto, están marcadas por la presencia del hielo interior y salvo en algunos valles del sur, el clima puede calificarse de ártico, la temperatura media del mes más cálido no supera los 10ºC. El clima de la costa oriental está fuertemente influenciado por la corriente polar del este de Groenlandia, con hielos de varios metros de espesor que cubren la costa durante los seis meses de invierno. Durante los seis meses de verano, grandes masas de hielo derivan desde el Océano Glaciar Artico a lo largo de la costa, hasta el sur de Cabo Farvel. Las grandes masas de hielo, storisen, crean graves problemas de navegación, tanto en el este como en el sur, durante los meses de primavera y verano, pero en dirección norte, los icebergs no sobrepasan nunca el límite de Paamiut; de aquí a Sisimiut, una corriente relativamente cálida mantiene la costa libre de hielo durante todo el año.

Desde la Bahía de Disko hacia el norte, el mar está cubierto de hielo durante los 6 meses de invierno, pero permanece abierto a la navegación durante los 6 meses de verano, sin embargo, cuanto más al norte más se reduce el periodo navegable. El territorio groenlandés, con sus montañas dentadas y grandes valles de conformación glaciar, está marcado en su conjunto, por la actividad de los glaciares. La costa es rocosa y está bordeada de numerosas islas, grandes y pequeñas, y sus numerosos fiordos se adentran hacia el interior del país. Las variaciones climáticas influyen mucho en la navegación. El suroeste posee una cubierta vegetal densa con bosquecillos de árboles en ciertas zonas protegidas, pero por lo demás, Groenlandia se caracteriza por la falta de árboles y por estar escasamente cubierta de vegetación. A medida que nos dirigimos hacia el norte y el este, va disminuyendo el número de especies vegetales y debido a la ausencia de precipitaciones, el suelo de algunas zonas del norte aparece completamente desnudo.

GEOLOGIA

Geológicamente Groenlandia consta de tres elementos fundamentales: un núcleo que data de hace tres mil millones de años, situado en el oeste de Groenlandia, un zócalo rocoso más reciente, que data de hace más de mil millones de años, situado al norte y al sur del núcleo, y, finalmente, una zona de plegamientos, que data de hace menos de 250 millones de años, situada al noroeste del país. La gran diversidad en las condiciones de formación del suelo hace que Groenlandia posea yacimientos considerables de materias primas, pero la explotación comercial se ha visto limitada debido a las condiciones climáticas adversas y a las dificultades de acceso a los yacimientos.

CONDICIONES NATURALES Y EXPLOTACION DE LOS RECURSOS TERRESTRES

Entre los mamíferos terrestres, los renos, sobre todo presentes en el oeste, a partir de Paamiut y hacia el norte, han desempeñado un papel importante en los intercambios locales. El número de cabezas ha variado mucho a lo largo de los tiempos, y una población que tenía su hábitat en el noreste se ha extinguido debido a los cambios climáticos. Los renos son cazados por cazadores profesionales en los municipios occidentales, pero también son altamente cotizados por los cazadores aficionados. En el sur y el oeste se encuentran asimismo algunas ganaderías de renos domésticos. Un pequeño número de bueyes almizcleros, provenientes de una manada que habitaba el noreste de Groenlandia, fue transferido, en 1.960, al oeste, a las proximidades de Kangerlussuaq. Esta nueva manada se ha multiplicado de tal forma que hoy está permitida su caza. El oso polar es tal vez un mamífero más bien marino que terrestre puesto que se alimenta, sobre todo, de las focas capturadas sobre el hielo marino.

Los cazadores sacrifican menos de cien osos polares al año, pero su caza es de una importancia esencial para los cazadores del este debido al elevado precio de las pieles del oso.Entre los animales terrestres más buscados por los cazadores se encuentran la perdiz blanca, el único gallináceo de Groenlandia, la liebre de las nieves y el zorro polar. Los recursos naturales locales son explotados, sobre todo, para la cría de ovejas en los municipios del sur. Existen en total unos 60 rebaños y 300 personas, aproximadamente, dependen de esta actividad. El matadero NEQI A/S, de Narsaq, sacrifica cerca de 20.000 corderos al año, hay que añadir un número considerable de corderos sacrificados por particulares. Los productos provenientes de la cría de ovejas se comercializan en la totalidad del país, la cría de ovejas ha pasado a constituir una actividad económica sostenible, sobre todo porque se ha hecho un esfuerzo por evitar la importación de forraje mediante el cultivo de campos relativamente grandes que en verano producen el forraje necesario para alimentar a las ovejas durante el invierno.

El derecho de propiedad sobre la tierra no existe en Groenlandia, por lo que la atribución de derechos de utilización del suelo a los criadores de ovejas es competencia del gobierno territorial.

MATERIAS PRIMAS

Los minerales que se han explotado en Groenlandia hasta la fecha son pocos. Entre las principales explotaciones figura el único yacimiento de criolita del mundo, en Ivittuut (1.965-1.987), la explotación de carbón en Qullissat (1.924-1.970), de mármol, de zinc, de plomo y de plata en Marmorilik (1.965-1.990) y de zinc en Mesters Vig (1.956-1.963). Entre las reservas de materias primas que en un futuro pueden ser de interés económico están los yacimientos petrolíferos de la Tierra de Jameson y los yacimientos de oro, niobio, tantalio, uranio, diamantes. La primera central hidroeléctrica está en Nuuk (1.993) y produce 30 megavatios.

CONTROL DE LOS RECURSOS

Como en el resto del mundo, la pesca groenlandesa encuentra dificultades para lograr un equilibrio entre las posibilidades que ofrece la tecnología moderna y los recursos naturales existentes. El derecho de explotación de los recursos groenlandeses se rige por dos sistemas de cuotas. En la pesca de altura, la explotación se reparte en fracciones de cuotas de gambas, bacalao y fletán, negociables entre los particulares. Para la pesca costera, los derechos de explotación no están ligados a cantidades determinadas, sino que son repartidos entre los pescadores en forma de derecho a una determinada cantidad de capturas, negociable entre los pescadores. Las especies más frágiles se benefician de las reglas de protección total o parcial, que aseguran la supervivencia de las poblaciones.

Para garantizar el sostenimiento de la extraordinaria naturaleza de Groenlandia, se ha creado el mayor parque natural del mundo en la totalidad del territorio del noroeste de Groenlandia.

POBLACION

Groenlandia tiene una población de 56.000 habitantes de los que 49.000 son groenlandeses de nacimiento. El resto procede de Dinamarca. El número de habitantes se ha mantenido estable desde finales de los ochenta, debido a la migración de daneses que regresan a Dinamarca; con un excedente de nacimientos de 12/1.000, la población groenlandesa experimenta un crecimiento estable. Cerca de 45.000 personas viven en las ciudades, Nuuk (13.000). Mas de 31.000 personas residen en las seis principales ciudades. Mas de 130 asentamientos, aldeas y granjas albergan al resto de la población.

El número absoluto de habitantes en las aldeas se mantiene constante desde los años setenta Durante los últimos años, el número anual de emigrantes e inmigrantes se ha situado entre las 2.000 y 3.000 personas, de las cuales el 90% ha tenido como destino o procedencia Dinamarca, en su mayoría groenlandeses que cursan estudios. Los aproximadamente 16.000 desplazamientos en el interior son debidos también a los estudios. La parte central del oeste es la más habitada, sobre todo porque las aguas están libres de hielo todo el año y porque la pesca, en consecuencia se ha beneficiado de mejores condiciones de desarrollo.

La vida de los habitantes de las ciudades difiere totalmente de la de los habitantes de las aldeas. Ello es cierto tanto por lo que se refiere a las posibilidades de aprovisionamiento en muchas de las ciudades más grandes, como a las ofertas de estudios y empleo diferenciado. En las aldeas hay muy poco trabajo asalariado.

INFRAESTRUCTURA Y COMUNICACIONES

El elemento principal de la infraestructura de Groenlandia, en volumen y en valor, es todavía, sin lugar a dudas, el transporte marítimo . Una red bien desarrollada asegura el servicio, principalmente entre Dinamarca y Groenlandia, pero cada vez más, entre Islandia y Canadá. Una parte del transporte doméstico de pasajeros se realiza en barco, aunque la mayor parte del transporte de pasajeros se realiza en avión. El servicio local se realiza con helicópteros, mientras que el servicio que une los diferentes distritos y las grandes ciudades está cubierto por aviones.

El nudo de comunicaciones más importante es Kangerlussuat. KNR (Kalaallit Nunaata Radioa)-Radio Groenlandia- es la principal emisora de radio y televisión de Groenlandia. Dejando de lado una amplia producción autónoma de programas radiofónicos que ocupan prácticamente todas las emisiones del día y de la noche, también se produce un número elevado de programas de TV. Una parte importante de la oferta televisiva, sin embargo, es cubierta por programas provenientes de Dinamarca.

A pesar de las distancias y las condiciones geográficas y climáticas del país, las comunicaciones groenlandesa están muy desarrolladas. Una cadena radiofónica a lo largo de toda la costa permite que el país, en su totalidad, se beneficie de una red de telecomunicaciones basadas casi enteramente en tecnología digital. También las comunicaciones con el extranjero, sobre todo con Dinamarca, están bien atendidas. Las conexiones por cable con Dinamarca, establecidas en 1.961, que constituyen el elemento principal de las telecomunicaciones, han sido sustituidas por satélites.

COMERCIO E INDUSTRIA

El comercio y la industria de Groenlandia comprenden un número limitado de empresas públicas relativamente grandes, distribuidas entre los sectores de la pesca, la tenería, el comercio al por mayor y al por menor, el transporte y el aprovisionamiento.

El sector privado está formado por aproximadamente por 2.000 pequeñas y medianas empresas, de las cuales 600, aproximadamente están vinculadas a la pesca industrial, 350 a la construcción, 300 al comercio y 300 a los servicios, la hostelería, los bancos etc. Las primeras empresas privadas fueron autorizadas en 1.950 y desde entonces, el debate público, tanto en Groenlandia como en Dinamarca, ha estado centrado en las dimensiones y la importancia del sector público.

El deseo de estabilidad y seguridad ha propiciado que el sector público continúe dirigiendo las empresas de mayor importancia estratégica en un país en que la población es tan reducida, que en varios sectores resulta imposible crear condiciones reales de competencia.

LA CAZA

Aunque la caza tradicional continua desempeñando un papel importante para la población del norte y el este de Groenlandia, ha dejado de ser la actividad predominante desde un punto de vista económico. A medida que ha retrocedido la pesca del bacalao, la caza, en tanto que actividad profesional secundaria, ha adquirido en una importancia creciente en una serie de aldeas, sobre todo por que la caza sin duda, refuerza el sentimiento nacional groenlandés.

LA PESCA

La flota pesquera se compone de 300 cúteres y de aproximadamente 30 trawlers de gambas. La flota de las aldeas de pescadores está compuesta por barcos más pequeños, mientras que los trawlers tienen su puerto en las ciudades que cuentan con instalaciones portuarias más desarrolladas. El número de empleados ha disminuido, en parte, a causa de la creciente efectividad de los métodos de pesca, y en parte, por la reducción de las capturas de bacalao.

LA PESCA INDUSTRIAL

La sociedad anónima Royal Greenland, propiedad al 100% del gobierno territorial, está al cargo prácticamente de toda la pesca industrial de Groenlandia. La empresa dirige 11 fábricas y 16 instalaciones distribuidas por otras tantas aldeas de Groenlandia, dos grandes fábricas y varias pequeñas instalaciones en Dinamarca y una fábrica de tamaño considerable de productos transformados en Alemania. El grupo también cuenta con seis buques pesqueros, en su mayoría trawlers gamberos.

Las fábricas más grandes de Groenlandia están situadas cerca de los grandes bancos de gambas, en las ciudades de Sisimiut, Maniitsoq, Qasigiannguit y Ilullisat, y el producto principal es la gamba pelada vendida en el mercado de Europa del norte. Los trawlers de este grupo producen sobre todo gambas cocidas en el mismo barco o gambas crudas congeladas sin pelar. Las gambas de mayor tamaño son vendidas en el mercado japonés.

El grupo de Royal Greenland es el primero del mundo en ventas de gambas de aguas frías.La sociedad anónima NUKA A/S, que gestiona 26 instalaciones situadas en las aldeas y dos fábricas, también es propiedad del gobierno autonómico. Finalmente, la empresa privada Polar Seafood A/S gestiona actualmente una fábrica grande y dos instalaciones más pequeñas.

SERVICIO, COMERCIO Y VENTAS

Groenlandia tiene abogados, contables y demás profesionales de consultoría en número suficiente. Los gabinetes, entre los que algunos son filiales de grandes sociedades consultoras danesas, prestan sus servicios a las compañías armadoras y a las grandes empresas privadas. Todo el comercio al por mayor y menor está en manos de la empresa pública KNI (Kalaallit Niuerfiat). La empresa está dividida en dos filiales independientes, Pisifik A/S que opera en las 10 mayores ciudades, y Pilersuisoq A/S que suministra mercancías a las poblaciones menores y a las aldeas. KNI controla cerca del 50% del mercado groenlandés, mientras que el resto está repartido entre la cooperativa de consumidores FDB Brugsen y un cierto número de comerciantes particulares. El comercio y la venta emplean aproximadamente a 3.500 personas

FUNCIONARIOS PUBLICOS

El personal empleado por el Estado en el sector de servicios y de la administración asciende a más de 8.000 personas. El gobierno territorial y su órgano ejecutivo son los empresarios de la mayor parte de los funcionarios públicos, que se ocupan de las instituciones sociales, la sanidad, la educación, el servicio de las telecomunicaciones, la KNI y la administración del gobierno autonómico. Los 18 municipios groenlandeses emplean a cerca de 2.600 personas en la administración municipal, servicios educativos y demás instituciones sociales groenlandesas: residencias geriátricas, guarderías y centros juveniles.

SITUACION SOCIAL

Los groenlandeses disponen de una red de seguridad social muy desarrollada, pero a la vez muy costosa. Las prestaciones constituyeron en 1.997, aproximadamente 1,4 mil millones de coronas. Las principales prestaciones sociales comprenden pensión de vejez, jubilación anticipada, ayudas a la formación así como asistencia social y a familias con niños. La pensión de vejez constituye en muchas aldeas gran parte de los ingresos totales de la población.

EDUCACION

El gobierno autonómico aspira a facilitar a los groenlandeses la posibilidad de realizar sus estudios sin tener que salir de Groenlandia. También se ha intentado establecer una serie de ofertas de formación profesional en el ámbito regional. Catorce escuelas profesionales locales cubren los sectores de la construcción y obras públicas, el siderúrgico y metalúrgico, el comercio, así como el de productos alimenticios y la pesca industrial. Existen institutos de bachillerato en las ciudades de Nuuk, Qaqortoq, Aasiaat y Sisimiut. Los estudios superiores están representados por una escuela de magisterio, una escuela de asistentes sociales, escuelas de comercio y una pequeña universidad.

COMERCIO EXTERIOR

Tras un largo periodo de crecimiento, tanto de las importaciones como de las exportaciones, ambas han experimentado un estancamiento y declive a lo largo de los años noventa. El valor de las exportaciones ha bajado a causa de la caída de los precios del pescado y la gamba y por la suspensión de la exportación de minerales; las importaciones han descendido como resultado de la política restrictiva, lo que ha significado una reducción del dinero disponible para el consumo.

El comercio exterior de Groenlandia se distingue por las amplias importaciones y por las exportaciones poco diversificadas, puesto que Groenlandia importa prácticamente todos los bienes necesarios para la subsistencia y el sostenimiento de la producción. Además el comercio exterior está marcado por los numerosos intercambios con Dinamarca. Las importaciones totales, en 1.998, constituyeron aproximadamente 2,6 mil millones de coronas.

Si la producción rentable groenlandesa resulta limitada, es sobre todo a causa del tamaño extremadamente reducido de su mercado interior. Sin embargo, se han establecido en los últimos años varias plantas de producción: en 1.998 se construyeron una cervecería y una fábrica de refrescos en Nuuk, así como una nueva central hidroeléctrica que limita la importación de petróleo.

Las gambas constituyen el 70% de las exportaciones groenlandesas, seguidas por el fletán y los productos derivados del bacalao. Estas tres especies representan casi el total de las exportaciones.

En 1.998, el valor de las exportaciones fue de aproximadamente 1,7 mil millones de coronas. En 1.985, Groenlandia firmó con la UE un acuerdo sobre la pesca que eximía a los pesqueros de pagar derechos arancelarios en el mercado europeo, y aseguraba a Groenlandia una subvención anual de 300 millones de coronas a cambio de derechos de pesca para la UE. En 1.998, los principales socios comerciales eran Alemania, Gran Bretaña, Japón y Dinamarca.

El déficit en la balanza comercial es cubierto por la subvención global de Dinamarca, que se eleva a más de 2 mil millones de coronas al año. A pesar de la cercanía del Canadá, los intercambios comerciales se limitan a importaciones, por parte de Groenlandia, de algunas verduras y frutas frescas, en parte, porque Canadá no tiene interés en adquirir los productos groenlandeses, puesto que es un gran productor de los mismos productos.

HISTORIA

Hasta aproximadamente el año 4.500 a C la ruta de Groenlandia estuvo bloqueada por el último resto de la enorme capa de hielo del último periodo glaciar que quedaba en el Canadá ártico. Los primeros hombres llegaron al extremo norte de Groenlandia alrededor del 2.500 a C, y al cabo de unos centenares de años, todo el territorio libre de hielos quedó ocupado por un pueblo de cazadores árticos llamados paleo-esquimales. La razón de su rápida expansión fue el clima más caluroso registrado tras el retroceso de los hielos, que permitió a los cazadores árticos seguir a las manadas de bueyes almizcleros y de renos.

Los hallazgos de útiles de piedra y hueso demuestran la homogeneidad cultural que en esa época existía desde Groenlandia hasta Alaska. Esta primera civilización del Canadá ártico se denomina Pre-Dorset, aunque en Groenlandia se hace la distinción entre una cultura llamada “Independence I”, en la que se integran los cazadores de bueyes almizcleros en el extremo norte de Groenlandia, y una cultura Saqqaq, caracterizada por la captura de focas y la caza de renos al sur del país.

Una nueva inmigración desde el Canadá poco antes del 1.000 a C, se denomina cultura “Independence II”. Sólo se ha registrado la presencia de esta cultura en el extremo norte del país y fue seguida 500 años más tarde, por la cultura Dorset canadiense. Esta última cultura, la más reciente de las culturas paleo-esquimales, tan sólo aparece representada en el este del Canadá, desde donde se extendió hasta la Terranova subártica, y a lo largo de la mayor parte de las costas groenlandesas. La cultura Dorset experimentó un desarrollo autónomo que duró aproximadamente desde el 500 a C, hasta el año 1.200,, distinguiéndose por su adaptación especial a la captura de focas y a la caza de renos, así como por su abundante producción de esculturas y otros objetos artísticos. Hacia finales del siglo X, se registró un calentamiento climático que tuvo importantes consecuencias para los habitantes del hemisferio norte. Las aguas del archipiélago canadiense, menos obstaculizadas por los hielos, permitieron a la ballena alcanzar estas regiones para alimentarse.

Los cazadores esquimales de ballenas llegaron a Groenlandia en el siglo XII desde el norte de Alaska en grandes barcas tapizadas de cuero. Estas son las condiciones que caracterizan el período siguiente, llamado neo-esquimal, que abarca la cultura Tule. Al mismo tiempo, la cultura Dorset desapareció de estas regiones, y a partir de entonces, sólo se registra más al sur del Canadá y en Groenlandia.

En la época de los vikingos tuvo lugar una migración por el Atlántico Norte hacia el oeste de habitantes de Europa del norte y en 985, el islandés Erik el Rojo inició la colonización de Groenlandia. La sociedad norroesa que resultó de esta colonización estaba basada en la agricultura y en la caza y dependía económicamente del contacto con Europa. Era un estado libre dirigido por los grandes propietarios. Aparentemente, se iniciaron relaciones comerciales con la población esquimal, y los dientes de morsas y narvales, en particular, fueron muy apreciados usándose en el pago del diezmo a la Iglesia. La iglesia católica nombró su primer obispo para Groenlandia en 1.124 y en 1.261, la sociedad norroesa se integró en el Reino de Noruega.

Durante los siglos siguientes, las condiciones de vida de la sociedad groenlandesa empeoraron a causa de su reducida importancia económica para la madre patria, la sobreexplotación de los escasos recursos y por un cambio climático significativo.

La Unión de Dinamarca, Noruega, y Suecia, consumada en 1.397, unió a Dinamarca las antiguas posesiones noruegas del Atlántico Norte, entre ellas también Groenlandia. Europa recibió en el siglo XV las últimas señales de vida de la sociedad norroesa que, de esta manera se extinguía aproximadamente 500 años después de su fundación.

Por entonces, la cultura de Tule se había extendido por toda Groenlandia, aunque en los siglos precedentes, las dos culturas habían coexistido en una suerte de convivencia basada en el comercio y el intercambio. El interés que tenía Europa en la explotación de los ricos bancos de pesca en las cercanías de Islandia y Terranova reanimaron la navegación en esta agua.

Sobre todo los ingleses dominaban el Atlántico Norte, y con la creciente competencia por hacerse con el comercio asiático surgió la idea de acceder a los lejanos mercados orientales pasando por el norte de América. Los ingleses Martin Frobisher y John Davis atravesaron las aguas entre Canadá y Groenlandia en la década de los setenta y los ochenta del siglo XVI, convirtiéndose así en los primeros europeos de la dad Moderna en retomar el contacto con la población esquimal. Al mismo tiempo, los Países Bajos descubrieron la gran población de ballenas que había alrededor de las Islas de Spitzbergen y comenzaron la explotación comercial de la grasa, el aceite y las barbas de ballena. Esta actividad engendró una controversia internacional sobre el derecho de soberanía en alta mar. El rey danés hizo valer su soberanía histórica sobre el norte del Atlántico, llamado Mar de Noruega, y emprendió una creciente actividad en la zona que condujo al redescubrimiento de Groenlandia. Sin embargo, los Países Bajos siguieron dominando la pesca de ballenas, que también se propagó al oeste de Groenlandia a finales del siglo XVII. Groenlandia fue colonizada por los europeos por segunda vez en 1.721.

El pastor danonoruego Hans Egede, enviado como misionero, albergaba el deseo piadoso de recristianizar a la población norroesa, cuyos descendientes, creía, habían recaído en el paganismo. La compañía comercial creada para sostener este proyecto tenía como objetivo arrebatarles la iniciativa a los Países Bajos en el comercio con los esquimales y poner las bases para el establecimiento de las colonias a lo largo de la costa.

A lo largo del siglo XVIII se establecieron diversas sucursales comerciales cuya organización fue confiada, a partir de 1.774, a la Compañía Real Groenlandesa. En 1.782 se nombraron inspectores para controlar la administración del comercio y se instauró un sistema de precios fijos a fin de proteger a la población groenlandesa contra la explotación.

La administración cultural y política se consolidó en el siglo XIX mediante la fundación de escuelas de magisterio, el primer diario del mundo editado en la lengua de la población colonizada y la introducción de órganos autonómicos de gestión locales en los que participaban funcionarios y un cazador de focas renombrado de cada distrito del país, los llamados Forstanderskaber. La lengua groenlandesa se apoyó mediante la enseñanza, la actividad misionera y la producción literaria.

En el siglo XIX, algunas expediciones europeas encontraron nuevos grupos esquimales lejos de la colonizada Groenlandia del oeste. Primero, los esquimales polares en 1.818 y luego, en 1.823, unos balleneros ingleses toparon, por primera y última vez, con los groenlandeses nororientales. En 1.884, los habitantes de Ammassalik, al este de Groenlandia, fueron visitados por primera vez.

En 1.878 se inició una intensa actividad expedicionaria con la creación de una comisión para la exploración de la geografía y la geología de Groenlandia. Knud Rasmussen (1.879-1.933), que se convertiría en uno de los principales representantes de la investigación dano-groenlandesa, fue el primero en aportar pruebas de la comunidad cultural de la sociedad esquimal. Su quinta expedición a Tule, que finalizó con una larga travesía en trineo desde Groenlandia hasta el Océano Pacífico, de 1.921 a 1.924, adquirió gran resonancia internacional.

El despertar cultural que tuvo lugar a principios del siglo XX contribuyó a reforzar el sentimiento de identidad de los groenlandeses. La Misión fue reemplazada por la Iglesia Groenlandesa y se sustituyeron los antiguos organismos por nuevas instituciones políticas, los Consejos Regionales. La Dirección General de Groenlandia se desligó de la Compañía Real Groenlandesa. La suavización del clima supuso la reducción de la caza de focas e introdujo nuevas actividades: la pesca y la cría de ovejas. Los Estados Unidos reconocieron en 1.917 la soberanía danesa sobre la región de Tule, en el norte de Groenlandia, mientras que Noruego puso en entredicho que este derecho fuera extensible a las zonas deshabitadas, por lo que ocupó, en 1.931, partes del este de Groenlandia. El Tribunal Internacional de la Haya confirmó en 1.933 la soberanía danesa sobre el conjunto del territorio groenlandés.

En 1.940, la ocupación alemana de Dinamarca interrumpió la comunicación con Groenlandia. El embajador danés en Estados Unidos, Henrik Kauffmann, selló un acuerdo con el gobierno norteamericano según el cual Estados Unidos reconocía la soberanía danesa sobre la totalidad del territorio groenlandés y se hacía cargo de su abastecimiento y protección mientras se prolongara el conflicto. A partir de 1.941 los Estados Unidos instalaron bases aéreas tanto en el este como en el oeste de Groenlandia a fin de asegurar la protección aérea de los convoyes que atravesaban el Atlántico. La producción de criolita aumentó, lo que añadido a la importación de productos, bastó para cubrir los gastos que supuso el compromiso que los Estados Unidos habían contraído.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Dinamarca sostuvo la política exterior derivada de la cooperación con Estados Unidos y de la adhesión a la OTAN, lo que comportó la modificación del tratado de las bases, que fue convertido, en 1.951, en un tratado para la defensa de Groenlandia. Los Estados Unidos fueron autorizados para establecer la gran base aérea de Tule y conservar las de Sondre Stromfjord, en Groenlandia Occidental, y de Kulusuk, en Groenlandia Oriental. Actualmente, tan sólo la base aérea de Tule está bajo control de Estados Unidos, mientras que los demás aeropuertos de Groenlandia son gestionados por el Gobierno Autónomo de Groenlandia. Después de la guerra, los políticos groenlandeses exigieron la apertura de Groenlandia al mundo exterior y resaltaron la necesidad de llevar a cabo inversiones económicas. El resultado de estas reivindicaciones fue el informe elaborado en 1.950 por una comisión que aconsejaba, entre otras cosas, reformar la administración de Groenlandia convirtiéndola en un único Consejo Nacional y suprimir el monopolio comercial.

En 1.952, el Consejo Nacional aprobó el proyecto de un nuevo estatuto, que anulaba el estatuto de colonia de Groenlandia. Aprobado en Dinamarca en 1.953 tras un referéndum constitucional, este nuevo estatuto concedía dos escaños en el Folketing danés a los representantes groenlandeses. El país se abrió a la iniciativa privada y se puso en marcha una importante ampliación de las infraestructuras, de los servicios sanitarios y de la asistencia social.

Una comisión presentó en 1.964, una memoria que contenía un plan decenal para el desarrollo de los servicios sociales y la industrialización. Este plan se concretó por una serie de nuevas leyes aprobadas por el Folketing. Una nueva ley sobre la función pública estipulaba que por el mismo trabajo, la retribución de los funcionarios debía depender del lugar de nacimiento, Dinamarca o Groenlandia. Esta ley establecía pues, la diferencia entre el suelo ofrecido a los daneses y a los groenlandeses y favorecía primordialmente, a la minoría danesa de Groenlandia, algo a lo que se opusieron numerosos círculos. El criterio de lugar de nacimiento fue calificado de discriminatorio y en 1.966, se creó un nuevo partido político, el Partido Inuit, que tenía como objetivo introducir la igualdad económica para todos los grupos de la población. La existencia de este partido fue, sin embargo, corta.

Los primeros decenios de la descolonización se caracterizaron por dos factores: el aumento en el número de habitantes de origen danés, que alcanzó una quinta parte de la población total, y el crecimiento del compromiso político de los groenlandeses.

A partir de 1.967, el Consejo Nacional eligió su propio presidente groenlandés y la reforma municipal de 1.975 otorgó a los concejos municipales la competencia sobre los asuntos locales y les permitió disponer de los ingresos tributarios. El plan decenal había dado prioridad al desarrollo de las ciudades; en 1.950, el 25% de la población vivía en las ciudades, pero 25 años después de la reforma, la proporción de habitantes urbanos había aumentado hasta el 75%. Sin embargo el declive del sector pesquero debido a la reducción de las capturas hizo que la economía groenlandesa no fuera capaz de financiar esta política de concentración. Tal como ya lo había experimentado en el pasado, la sociedad groenlandesa sufrió los efectos de un cambio climático y se vio obligada a buscar nuevas fuentes de financiación a través del aumento de la prospección de minerales y petróleo.

El deseo de ejercer mayor influencia sobre la propia política económica fue uno de los factores determinantes del surgimiento de nuevos movimientos políticos, aparecidos en los años setenta a raíz del referéndum celebrado en 1.972 sobre la adhesión de Dinamarca a la CEE. A pesar de que una mayoría de groenlandeses decidió permanecer al margen de la CEE, Groenlandia tuvo que acatar el resultado del referéndum en Dinamarca. La movilización política que tuvo lugar en Groenlandia condujo a la creación de tres partidos políticos. Siumut, reclamaba una gestión económica groenlandesa fuerte, fiel a los principios socialdemócratas. Atassut insistía en la continuidad de la cooperación con Dinamarca defendiendo, no obstante, la libertad económica de todos los ciudadanos y, finalmente, Inut Ataqatigiit hacía hincapié en la pertenencia étnica de los groenlandeses a los inuits de Canadá y Alaska y pretendía reducir la dependencia de Dinamarca.

A partir de 1.973, las reivindicaciones políticas que abogaban por una reforma de las relaciones entre Dinamarca y Groenlandia fueron estudiadas por un grupo de trabajo que recomendó, en 1.975, la constitución de una comisión encargada de elaborar un estatuto de autonomía para Groenlandia. Tres años más tarde, los trabajos de esta comisión desembocaron en la Ley de Autonomía, que fue aprobada por el Folketing danés y entró en vigor en 1.979. Desde entonces, Siumut ha ostentado la mayoría en el parlamento groenlandés, el Landsting, y ha formado gobierno, Landsstyret, aunque a veces en colaboración con uno de los dos restantes partidos groenlandeses.

La economía groenlandesa descansa sobre la transferencia de una subvención global de Dinamarca que es administrada en Groenlandia junto con los ingresos tributarios. Tras un referéndum celebrado en 1.982, Groenlandia se desligó de la CEE.

Exceptuando las políticas de exterior, defensa y monetaria, la administración de todas las competencias políticas fue transferida durante los 15 primeros años de funcionamiento del gobierno autonómico que ha hecho esfuerzos para disminuir la necesidad de expertos daneses mediante la creación de instituciones educativas y culturales groenlandesas.

El peligro de un desarrollo excesivo de la administración del Estado de bienestar groenlandés, que durante los años noventa absorbía más del 50% de la subvención global de Dinamarca para gastos públicos, es evidente. El estancamiento de la industria pesquera, la brutal caída de los precios de las pieles de foca y la ausencia de ingresos provenientes de las escasas materias primas del país han conducido al incremento de la privatización del sector público y la creciente necesidad de desarrollar actividades alternativas tales como el turismo.

La concentración de la población en sociedades urbanas a lo largo de la costa oeste del país y las posibilidades limitadas de conseguir trabajo remunerado han creado un proletariado de trabajadores mal pagados y de parados que ha favorecido el alcoholismo y una de las tasas más altas del mundo de suicidios juveniles. En el norte y el este de Groenlandia, donde la caza ha seguido siendo la actividad principal, los puestos de trabajo en la administración y los servicios han significado un deslizamiento del concepto valorizador de la caza en una sociedad tradicionalmente dominada por el hombre, en la que el suicidio juvenil parece ser la expresión de la descomposición cultural.

Vista desde fuera, la Groenlandia autónoma ha conseguido labrarse una imagen a nivel mundial y juega un papel activo en el Inuit Circum-polar Conference (ICC), fundada en 1.977 como organismo unificador de todos los grupos inuits de Groenlandia, Canadá, Alaska y Siberia. La coordinación de estrategias comunes destinadas a reforzar la identidad cultural y lingüística es de una importancia esencial para el trabajo de la ICC. Los pueblos del Artico han creado así una plataforma que les permite hacer valer sus puntos de vista. El modelo autonómico groenlandés ha servido de inspiración para otros pueblos indígenas en su lucha por alcanzar un régimen similar. Si bien los asuntos de carácter internacional están fuera del alcance de la esfera de influencia política groenlandesa, los groenlandeses y los daneses participan en igualdad de condiciones en las negociaciones internacionales, respetándose los puntos de vista groenlandeses.

La Groenlandia autónoma de hoy es una sociedad de poco más de 50.000 habitantes que, como tantas otras veces a lo largo de su historia, sigue teniendo que resolver problemas ocasionados por los influjos provenientes del exterior y que son característicos de las pequeñas sociedades minoritarias árticas.

ARTE Y CULTURA

Todavía en la actualidad, le estrecha relación entre la forma y la función es uno de los rasgos característicos del arte esquimal. Sus creaciones formaban parte integrante de la vida cotidiana y religiosa y el concepto de obra de arte tal como se conoce en Europa Occidental tardó en aparecer en Groenlandia. La palabra groenlandesa para denominar arte, erqumitsuliaq, que significa “algo extraño que ha sido fabricado”, apareció después del encuentro entre europeos y groenlandeses.

La interpretación de la naturaleza, el hombre, los animales, las leyendas y los mitos refleja el mundo esquimal en el que todo tiene un inua y es considerado como un ser viviente. Así, los esquimales creían que el cazador debía tener un arma bella para que los animales aceptaran ser cazados. Los ornamentos se utilizaban mucho para reforzar las costuras de las vestimentas o para dibujar parte del esqueleto en estatuillas, máscaras y tatuajes faciales de las mujeres.

Hoy en día, estos ornamentos sólo tienen una función decorativa y son ejecutados primordialmente por los artistas del este de Groenlandia. Al cazador, que tallaba sus propias herramientas, también le resultaba natural tallar figuras. Predominaba, pues, la escultura, en parte porque los materiales eran muy accesibles (hueso, esteatita) y porque respondía a las necesidades inmediatas. En general, su expresión era realista, grotesca y a veces estilizada. Ante el creciente interés de los daneses destinados al mundo esquimal, empezaron a emerger a mediados del S. XIX el dibujo, el grabado y la pintura, y las leyendas, los mitos, la vida cotidiana y la naturaleza eran representados en un estilo de una expresividad naïf.

A pesar de la progresión del cristianismo, las representaciones bíblicas seguían siendo escasas. Los artistas, que a menudo eran catequistas, salieron del anonimato. Entre ellos conocemos a Israil Gormansen o Aron de Kangeq, quién además realizó una gran colección de acuarelas. Cuando el hechicero Mitsuarnianga se dejó convencer, en 1.905, para crear dos figuras entrelazadas que representaban el tupilak, espíritu maligno y misterioso que constituía una parte importante de su poder mágico, la conexión entre el arte, la magia y la vida cotidiana se vio modificada y desde entonces, se han fabricado numerosos tupilaks, amuletos y máscaras desligados del culto y cuya función es puramente artística o comercial. Hoy en día, son numerosos los escultores que trabajan, sobre todo, este género.

Hacia comienzos del S.XX, un incipiente sentimiento nacional dio lugar al paisajismo propiamente dicho (Lars Moller y, más tarde, Otto y Peter Rosing), un género que también juega un papel importante en nuestros días. La fabricación de colores a partir de rocas de Groenlandia puede considerarse, asimismo, como una búsqueda de valores propios del país. A lo largo del S.XX, muchos groenlandeses estudiaron bellas artes, aunque muy pocos han sido capaces de vivir de su arte exclusivamente, incluso después de la creación de la Escuela de Arte de Nuuk, en 1.972. Sin embargo, la instauración de la Autonomía ha significado un aumento de los trabajos de decoración en escuelas, ayuntamientos, etc., con lo que se rompió la tradición de los formatos pequeños.

Aún en nuestros días, el mundo mitológico groenlandés es un motivo recurrente, aunque la abstracción y el arte conceptual también ocupan un lugar destacado y el “land art” interpreta la naturaleza de una nueva manera (Pia Arke). La escultura sigue siendo una disciplina extendida (familia Kristoffersen, Aron Kleist) y también el grabado juega un papel importante en el panorama artístico groenlandés (Anne-Birthe Hove, Aka Hoegh, Arnannguaq Hoegh). Thue Christiansen ganó el concurso para la creación de la bandera groenlandesa. También la música y la danza desempeñaron, originariamente, una función más integrada; el simple hecho de escuchar música, escuchar a, por ejemplo, un cantante de nuestros días como Rasmus Lyberth, es un fenómeno relativamente reciente. Los cantos y las danzas rituales acompañados de un tambor formaban parte de los actos de culto de los hechiceros, así como de los desafíos cantados que regulaban jurídicamente los litigios mediante canciones difamatorias. El único género musical que no se ha visto influenciado por las culturas extranjeras, el canto acompañado por tambores, está resurgiendo en el mundo groenlandés, contribuyendo a la creación de una identidad independiente, lo que puede constatarse, por ejemplo, durante las reuniones estivales, las llamadas aussivik, con lo que se ha retomado a una antigua tradición. Los demás géneros musicales groenlandeses se han desarrollado bajo la influencia del mundo exterior, tanto los himnos religiosos, como la virtuosidad de los acordeonistas que animan las reuniones danzantes llamadas dansemik (kalattuut = danza popular). También existen géneros más recientes como son el vaigat, versiones groenlandesas de evergreens y country& westerns y las versiones de tono más político de música beat y rock de los sesenta (grupo SUME). Durante los años ochenta aparecieron el funk y el reggae, con grupos como Zidaza y Aalut. A partir de la novela futurista de Mathias Stoch, Singnagtugaq (1.915, El sueño de un groenlandés), también otros autores han puesto énfasis en una identidad esquimal.

La literatura encierra repetidas reflexiones acerca de cuestiones de carácter existencial y de la relación entre el hombre y la naturaleza. Recientemente, sobre todo la poesía ha abordado problemas actuales (Kristian Olsen). La Iglesia ha ejercido durante muchos años una gran influencia sobre la literatura, mientras que el amor y la sexualidad sólo han ido recobrando lentamente su importancia temática. También aquí el escritor, pintor y escultor Hans Lynge ha sido una excepción.

El teatro Tuukkaq, que se estableció en 1.975 para formar actores groenlandeses, se convirtió en 1.985 en la escuela de teatro del cuarto mundo en la que colaboran inuits, lapones e indios americanos. La función inicial de este teatro fue entonces asumida por el teatro experimental Silamiut, de Nuuk. Todavía hoy existe en Groenlandia un vínculo estrecho entre arte, cultura y vida cotidiana que no sólo se manifiesta en las obras, sino que también destaca el Consejo de Cultura creado por el Gobierno Autonómico en 1.988. El doble concepto de naturi/kulturilu, aparece varias veces en el informe.


compra.jpg

Resuelva todas sus dudas sobre el viaje antes de reservar. ¡Habla con un especialista!

Horario de 10:00 a 14:00  y de 16:00 a 20:00 horas.

94 675 15 78

visita.jpg

Somos tu agencia de viajes Mayorista - Minorista con título de licencia CIE 2311. ¡Ven a conocernos!

Horario de 9:00 a 18:00 horas. 

¡ Visitanos !

Bilbao: C/ Gran Vía 19-21, 2ª Planta.

llama.jpg

Habla o chatea con nosotros vía Skype.